Sobre AEG

EQUIPANDO PROFESIONALES DESDE 1898
AEG POWERTOOLS promete ser fiel a su filosofía y ofrecer soluciones innovadoras y de alto rendimiento, para los profesionales de hoy y del mañana.
 
Desde su fundación, AEG POWERTOOLS es líder en el desarrollo de nuevos productos. Al introducir en 1898 el primer taladro portátil, creó el mercado de las herramientas profesionales eletroportátiles. Más de 100 años después, AEG continúa ofreciendo al usuario profesional soluciones potentes e innovadoras.
 
ORGULLOSOS DE NUESTRO PASADO...
UN FUTURO EXCITANTE…
UN LEGADO EN HERRAMIENTAS ELÉCTRICAS
La adquisición de la marca de herramientas eléctricas y accesorios de Atlas Copco por TTI en 2005 trajo al Grupo no una sino dos marcas, líderes mundiales en el sector de herramientas eléctricas. Juntamente con Milwaukee, AEG Powertools dio a TTI una gama de productos de alta calidad reconocida mundialmente, con un gran atractivo para los profesionales. Continuando con la cultura alemana de marca y una historia en innovación de productos y diseño. AEG ha ayudado a mejorar la presencia global de TTI, particularmente en Europa, en cuanto a reposición estratégico y de inversión de AEG, de acuerdo con sus raíces como marca profesional, creando una potente sinergia para avanzar hacia el futuro.
 
ALIMENTANDO LA INDUSTRIALIZACIÓN
La historia de Allgemeine Elektricitäts-Gesellschaft (General Electric Company), más conocida en el mundo como AEG, tiene más de 120 años y raíces no sólo en herramientas eléctricas e ingeniería, sino que tuvo un papel formativo al fundar un campo de diseño industrial mediante su contacto con el talentoso diseñador alemán Peter Behrens.

Inicialmente fundada en 1883 como la Deutsche Edison-Gesellschaft (DEG), la empresa adoptó el nombre de AEG en 1887. El fundador Emil Rathenau (1838-1915) fue un perspicaz impulsor de la eficiencia y fue uno de los primeros a traer una línea de montaje a Alemania. Un hombre que no le importaba trabajar 15 horas seguidas, Rathenau impulso la evolución de la empresa en el campo de la electro-tecnología, encargándose de innovar y racionalizar el proceso industrial.

Los primeros productos de AEG, fueron bombillas, la empresa también estaba investigando el potencial de los diferentes aparatos eléctricos. A finales del siglo 19, Alemania estaba industrializándose rápidamente. La producción de carbón, hierro y acero comenzaba a rivalizar con el Reino Unido, el líder industrial. La construcción naval estaba prosperando y se inició la industria automovilística. El país se estaba convirtiendo en un pionero en nuevas tecnologías de la industria eléctrica.

Con la industrialización, se vio la necesidad de mejores herramientas para ayudar a la construcción de navíos, coches y maquinaria para alimentar la revolución industrial, creando una nueva oportunidad de mercado. Esta mejoría no sólo ayudaría a AEG como una potencia industrial creciente en ingeniería eléctrica, transportes y aparatos domésticos, como también abrió camino para la creación de otras empresas de estos productos. En 1898 se lanzó el primer taladro eléctrico portátil, pesaba 7,5 kilos y podía hacer agujeros hasta 6 mm en acero. Aportó movilidad a un mundo de montaje industrial, mostró ser una innovación dinámica. Al inicio del nuevo siglo las herramientas eléctricas AEG se habían vuelto productos mundialmente conocidos, estableciéndose el compromiso de fabricar herramientas eléctricas de alta calidad, para uso profesional en construcción, madera y uso industrial.

 

PIONERA EN IDENTIDAD CORPORATIVA

 

AEG no era sólo líder en el tipo de productos que producía, también como los presentaba. En 1907, la empresa contrato a Peter Behrens (1868-1940), como consultor artístico después de un emprendimiento de éxito a crear material publicitario. Behrens, una de las mentes más creativas de su tiempo, era un referente innovador en pintura, diseño gráfico y arquitectura, cuyo trabajo continúa a través de las generaciones hasta los días de hoy. Entre los muchos contemporáneos a los que inspiró, están Walter Gropius, fundador de la escuela Bauhaus y el diseñador y arquitecto suizo le Corbusier.

En su trabajo para AEG a lo largo de los primeros siete años, Behrens fue el máximo responsable de varios departamentos, desde el diseño de productos, materiales publicitarios y hasta edificios de fábricas revolucionarias, cómo la AEG Terbunenhalle en Berlín. Fabricada en acero, hormigón y una cortina de vidrio. Su diseño de aparatos eléctricos, utilizaba componentes estandarizados que permitían la fácil sustitución, contribuyendo en la racionalización. También se encargó del diseño de las salas de venta, diseños y catálogos. Entre los conceptos revolucionarios que Behrens introdujo durante su trabajo como AEG, fue que tanto la forma como la función eran importantes para atraer al cliente. Rompiendo con las convencionalidades de la época, que sólo daban importancia a las características del producto. Behrens decía: "El diseño no es sobre la decoración de formas funcionales, sino sobre crear formas que estén de acuerdo con el carácter de un objeto y que muestren la tecnología como ventaja". Uno de los elementos clave era logotipo que paso por varias alteraciones.

 

Los nuevos modelos están centrados en la integración del arte en la industria, combinando un tipo de letra anticuado, líneas simples y una forma geométrica que reducía los floreados exteriores del anterior logotipo, "Art Nouveaustyle" para enfocarse simbólicamente en la fuerza, potencia y eficiencia de AEG y de la era industrial. A partir de ese concepto, y a través del trabajo de toda la empresa, Behrens fue capaz de desarrollar una consistencia, creando una apariencia y toque reconocible en los productos, materiales y edificios asociados a AEG. La creación de esta identidad corporativa unificada era inigualable.

El poder de la persona en asistir a los objetivos corporativos y aumentar el rock reconocimiento y lealtad entre los consumidores fue rápidamente reconocido. Esto eventualmente llevó al desarrollo de marcas en industrias de todo el mundo, en cuanto a esa hora considerado el padre del diseño industrial e identidad corporativa.

 

TECNOLOGÍA INNOVADORA

Con la atención de la empresa más enfocada en la combinación de tecnología y diseño, ocurrieron importantes avances  en el desarrollo de herramientas eléctricas. En 1908, AEG desarrolló el primer taladro con un puño tipo pistola, un diseño que aportaba al usuario una mayor ergonomía y que hoy en día aún continúa a ser uno de los más populares para este tipo de herramienta. Los avances siguientes introdujeron taladros con control de velocidad y en los años 1920, las primeras herramientas eléctricas con motores universales. Más ligeras y compatibles con diferentes tipos de corriente, estos últimos ayudaron a AEG a aumentar su reputación en herramientas de alto rendimiento que incrementaban el rendimiento de los usuarios y su productividad.

 

En los años 1930, la capacidad de producción estaba llegando al límite en AEG Berlín y fue creada una fábrica dedicada a herramientas en Winennden muy cerca de Stuttgart, para ayudar en la expansión. El área que rodeaba Stuttgart, era en esos momentos un centro tecnológico, donde se encontraban las marcas más importantes de la industria automovilística como Daimler, Mercedes-Benz y Porsche, incluso hasta los fabricantes de lentes y cámaras zeiss y además de fabricantes de herramienta eléctrica Fein y Metabo.

 

En AEG, los años siguientes fueron ciertamente creativos. La empresa produjo los primeros taladros eléctricos con doble aislamiento que protegían al usuario de choques eléctricos. Lanzó su primer martillo, cincelador/rotativo EH 200 de 5,5 kilos, amoladoras y pulidoras. Se desarrolló una guía de principios de AEG: el desarrollo continuo de tecnologías innovadoras y soluciones inteligentes para la industria y profesionales.

 
A raíz de la Segunda Guerra Mundial, la compañía perdió la mayor parte de sus instalaciones de producción ubicadas en la recién creada Alemania del Este, pero la producción comenzó de nuevo en Alemania Occidental, incluyendo Stuttgart. Con la recuperación alemana y auge de la construcción en los años 1960 y 1970, la innovación se retomé apareciendo en forma de taladros de percusión, con AEG se posicionó en el número 1 en este segmento. Se abrió una nueva planta de producción en Winnenden, con una capacidad de 20.000 herramientas diarias para aumentar aún más la capacidad de producción.
 
En este periodo, los avances más significativos de AEG fue la fabricación de martillos cinceladores más ligeros y martillos con control electrónico de onda completa, para adaptarse a las necesidades de la época, ya que la construcción estaba en auge.
 
La compañía también estableció una planta de la herramienta eléctrica ultra moderna en Connecticut en los EE.UU. para abastecer el mercado profesional allí. Por la década de 1980, AEG, fue incorporando la tecnología de micro-chip en sus productos, siendo pionera y abriendo el camino a la gama sin cable con su sistema Accu 2000. Un logro particularmente destacada fue el Taladro atornillador sin cable, para las misiones del transbordador espacial de la NASA. En 1984, el astronauta Bruce McCandless hizo uso del taladro atornillador en uno de sus paseos espaciales, 350 kilómetros por encima de la Tierra.
 
Sin embargo, AEG como grupo, estaba empezando a luchar en medio de preocupaciones financieras y la fuerte competencia, y en 1991, AEG pasa a formar parte del grupo Atlas Copco (AEG como empresa de fabricación se disolvió en 1996). Uniéndose al líder mundial sueco en herramientas profesionales e industriales en 1991, AEG continuó produciendo innovaciones de clase mundial en su sector. El sistema FIXTEC tecnología de AEG para sierras de calar, ideó un sistema de cambio rápido que hacía muy fácil el cambio de del accesorio. El martillo neumático Multihammer 3000 Súper X2 posicionó a la compañía como líder mundial en el segmento de martillos rotativos de dos velocidades, que proporcionaban más par motor y mayor velocidad, marcando la introducción de engranajes planetarios en los martillos.
 
En 1998 se crearon una serie de herramientas de "oro" para conmemorar el centenario de AEG. Para el año 2003, AEG fue capaz de ofrecer más de 100 herramientas de alto rendimiento y una gama de accesorios con más de 2.500 artículos.
 
REENFOQUE DE TTI

Tal herencia dinámica, dedicación a la calidad y el rendimiento hacen de AEG el complemento apropiado para TTI, al adquirir la división de herramientas eléctricas de Atlas Copco en 2005. AEG también permitió a TTI reforzar su distribución y comercialización en toda Europa.
 
Antes de unirse a TTI, AEG POWERTOOLS se había posicionado como una marca de bricolaje, pero desde entonces se ha reorientado para concentrarse en el mercado profesional. El impacto de las capacidades de TTI en la integración del desarrollo de productos y la expansión, ha sido el enfoque desde el primer año que AEG Powertools se unió al grupo.
 
En 2006, se lanzaron más productos, junto con una nueva red de distribución en los mercados existentes y la expansión hacia otras regiones geográficas, incluyendo Europa del Este, Oriente Medio y África del Sur.
 
Otro desarrollo importante ha sido la revitalización de la marca en 2009, que vio a la empresa asumir una identidad de color naranja vibrante para proporcionar un nuevo aspecto, junto con su desarrollo de productos. Siguiendo las directrices de Behrens, propuestas hace un siglo, para el desarrollo de la identidad corporativa de AEG. El cambio de la marca afecto a todo, desde el mismo producto, diseño, desarrollo, materiales de comunicación, catálogos y merchandising.
 
Se enfatizó en la potencia y personalidad, junto con un enfoque en calidad y las herramientas que ofrecen el máximo rendimiento, al mismo tiempo que estaban diseñadas para facilitar su uso. Los productos introducidos en el cambio de marca, incluían la gama Compact 12V, herramientas muy avanzadas ergonómicamente y basadas en una plataforma de baterías de Litio y la gama de 18V para los profesionales; una gama para carpintería profesional y los nuevos martillos de 2Kg. SDS-Plus. A través de su combinación histórica de diseño, innovación, forma y función, AEG POWERTOOLS se ha establecido con una presencia influyente y una reputación en innovación y productos de alto rendimiento.
 
Impulsada ​​por el liderazgo exitoso de TTI, la marca está preparada para nuevas conquistas pioneras. Esto asegurará que AEG POWERTOOLS continúa su papel esencial de "Equipando a los profesionales desde 1898" .